Agradecimientos

Agradecimientos

Tomo mi Corazón para agradecer a mis padres por las joyas que me han entregado:

A mi Madre, te honro y agradezco infinitamente el canto y la danza que me entregaste con toda tu ternura y dicha cuando me cargabas en tus brazos con Amor… Cuánto danzamos juntas esas melodías y ritmos de las tradiciones, trayendo su gran festejo sagrado con inspiración y pertenencia a mi ser.

Cuánto de ese regalo impulsó mi camino con la voz sagrada.

Gratitud infinita por tu gran sonrisa y tu femenina luz. 

A mi Padre, te honro y agradezco profundamente por el amor a la naturaleza,

a la música y a la literatura que me has infundado…

Por nuestras estadías en el campo junto a la familia,conocer  la bendición de alimentarnos de la chacra y oír el sonido del agua y las aves en el jardín.

Por acompañarme en mis primeras tocatas públicas en el gran armonio antiguo del templo del pueblo, apoyada por la mirada contenta de mi tío abuelo.

Gratitud infinita por llevarme de paseo  a tantos lugares bellos, estimulando mi amor al movimiento y la aventura.

Agradezco tu mirada con amor y satisfacción hacia mí.

Agradezco de Corazón  a ambos por introducirme al estudio del piano cuando pequeña, y a mis dos abuelitas materna y paterna por heredarme la intuición, dedicación y el Amor de la música.
Agradezco conmovida a mi familia, especialmente a mis niños por mantenerse e invitarme constantemente al camino de la libertad, espontaneidad, ligereza, fuerza y sabiduría natural del corazón, así como por estarse expresando de modos diversos desde su Alma constantemente y obsequiarme este tesoro, el camino sagrado de la maternidad.
A sus padres de corazón profundo, por mostrarme tan claramente lo que estamos sanando, en familia y humanidad.

Agradezco profundamente a la Red de Oro de guía y asistencia en Madre Gaia, a todos los maestros y servidores de oro puro en sus corazones por venir aquí juntos, encarnados y sutiles a realizar este encuentro sagrado de Consciencia, Tejido, Siembra, Cultivo y Unidad de una nueva Comunidad de Oro Vida.

A Madre Gaia, por último y por primera, en tu guía, enseñanza, renovación intrínseca constante, desafíos que me hacen crecer, libertad de amar circular e interdimensional inmensa, y por proveerme de tantísimos regalos, tesoros, sorpresas, alegrías, dolores, aperturas de portales constantes, y acompañarnos omnipresente nutriente silente y a la vez exigente, para que aprendamos a sentir, vivir amando, elegir, prosperar en la unión.

ioan